Momentos de inflexión en el taller...


Pues creo que han pasado meses desde que me he propuesto compartir en que anda el taller, con sus reformas, sus avances, su caos y claro sus atardeceres con esa luz de sol increible que entra en el ventanal del fondo.

Pero bueno la vida misma colegas... tareas que pensamos que nos tomarían un momento nos han tomado días, mientras que taréas que pensamos que tardaríamos días en completar nos han tomado unas horas. Aún claro, seguimos aprendiendo de este mundillo de las reformas y claro, del emprendimiento.

Por estos días, el taller de porcelana está (en mi opinión) en esa etapa de inflexión, (ya no hablo de puntos sino de momentos o etapas jajaja), del que pasa a ser un taller semi-improvisado, con baldes y herramientas ordenadas en el mejor hueco posible, a que cada cosa tenga su logar y eso eso una GRAN mejora gran. Cuando trabajas con cerámica y porcelana, empezás a apreciar (aún más) el orden y mucho más la limpieza. El desorden trae consigo mucho por limpiar. Entonces, detrás del desorden hay mucho para limpiar y con ese dicho armado me despido.


Buena semana, espero poder ir compartiendo por aquí las novedades del taller, un poco más calma y no con la locura de las stories que no me apetecen mucho.



27 visualizaciones1 comentario